Autor Tema: Estoy harto de este Sector. [Historia de mi Personaje]  (Leído 1198 veces)

Mungrun

  • Civil
  • **
Estoy harto de este Sector. [Historia de mi Personaje]
« en: 21 de Marzo de 2017, 07:22:50 »
Sistema Oberon, Nave Espacial; "Escarbencha" modelo Cliper Merchantman.



En la sala de reuniones de la nave Mungrun intenta negociar un trato con Xapoya, un Xi'an que había llegado desde su Imperio en secreto para hacerse con un material que Mungrun había recibido no hace mucho.

- Señor Xapoya, aprecio mucho que haya venido hasta aquí... Espero que haya tenido un buen viaje-
- Klaxa youai na sama- Le respondió la critatura Xi'an
- Ya... Entiendo... - Contestó Mungrun sin perder su sonrisa forzada y dirigiendo la mirada a su secretaria, una mujer joven, morena y con gafas que respondía al nombre de Melisa y quien se encontraba a su izquierda.

Melisa se acercó al oído de Mungrun y le susurró.

- Creo que quiere macarrones carbonara-
Mungrun torno su cabeza hacia Melisa con cara de incredulidad.
- Sólo iba por el 2º año de filología Xi'an cuando acepté este trabajo - le contestó preocupada mordiéndose el labio inferior.

En otra circustancia Mungrun hubiera entrado en cólera, pero si algo sabía Mungrun era disfrazar sus emociones y valorar las situaciones, sabía que no era el momento ni el lugar, se jugaban mucho en esta negociación como para que saliera mal, así que una mirada asesina fue lo único que le dirigió a su secretaria.

- Desafortunadamente no tenemos macarrones carbonara señor Xapoya, pero si lo desea mi chef le puede.... ¿esculpir?... un bistec delicioso - Respondió Mungrun intentando salvar la situación.

En ese momento el intercomunicador se activó y la voz de Tycom, su jefe de seguridad, llenó la sala.

- Señor Mungrun, tenemos invitados le están esperando en el recibidor de la nave. -
- Tycom, estoy reunido con asuntos importantes, diles que esperen- le respondió Mungrun firmemente para a continuación hacer ademán de continuar la conversación con Xapoya.
- Pero señor... es la fiscalía - le respondió Tycom

Mungrun se quedó paralizado frente a Xapoya con boca y ojos abiertos de par en par.

- Ötanga? - Le preguntó Xapoya extrañado por la inusual expresión facial en su rostro.

Tras unos pocos segundos Mungrun recuperó el sentido.

- Señor Xapoya, deberá disculparme pero he de ocuparme de unos asuntos urgentes, no tardaré nada, en seguida vuelvo con usted. - Tras terminar la frase  Mungrun se levantó asintiendo a todo lo que Xapoya le decía, quizás lanzandole improperios o quizás comentándole técnicas de agricultura xenomorfa, era algo que se le escapaba a Mungrun. Cerró la puerta de la sala de reuniones tras de sí y se encaminó hasta el recibidor de la Cliper Merchantman.

- ¡Pero si es mi buen amigo el agente Grayson!... ¿Acaso no has recibido el sobre de este mes? - le inquirió Mungrun con una sonrisa forzada.
- Lo he recibido - Le contestó seriamente Grayson
- ¿Entonces que... cojones... haces aquí?... me asustas el dinero -

Junto al agente Grayson se encontraba el agente Nolan quien examinaba la nave visualmente, sin embargo un cajón llamó especialmente su atención y se dispuso a abrirlo.

-Por favor, no toques eso- Le dijo Mungrun.

Nolan hizo caso omiso y se dispuso abrir el cajón. Mungrun exhaló resignado y se dirigió a Grayson.

- Otro recién salido de la academia ¿eh? -
- Otro - le contestó Grayson sintiendo la compasión de Mungrun.

Cuando Nolan abrió el cajón una extra flor se erigió hacia el rostro de Nolan y expulsó una esencia humeante directamente hacia él. En ese mismo instante Nolan cayó a peso muerto sobre el suelo. Grayson se giró cuando oyó el golpe contra el suelo, y después se volvió a girar para buscar respuestas de Mungrun.

- No te preocupes, no es mortal... Al menos eso es lo que parecían indicar estudios preliminares- le respondió Mungrun intentándolo tranqulizar. - En cualquier caso, si no es por el dinero... ¿Qué haces aquí? -
- ¿Sigues con el negocio de esclavos? - le preguntó Grayson
- ¿Esclavos? Por favor Grayson... Ya sabes que dejé eso hace mucho tiempo atrás. Ahora me dedico a dar viajes de placer a mis clientes- le respondió Mungrun con media sonrisa en su rostro.

La sonrisa le duró poco a Mungrun cuando un latigazo seguido de un aullido de dolor no humano inundaron la sala.

- Ese... ha pagado por el pack duro -

El sonido de una ametralladora fue el siguiente en aparecer.

- Muy duro... -

Y finalmente... una explosión. Mungrun intentó pensar en alguna excusa más, pero todo lo que subconscientemente le salió fue encogerse de hombros y fingir una sonrisa, su recurso más manido.

- ¡Ya sé lo que te pasa! - Exclamó Mungrun mientras se apoyaba en el hombro de Grayson - ¿Quieres más parné, eh perro?. Si no tengo mal entendido, tu chaval acaba los estudios este año, ¿Qué tal una Dragonfly? totalmente nueva, el tito Mungrun invita.-

- No estoy aquí por dinero, Mungrun - le contestó Grayson

Mungrun se colocó de nuevo frente a él y espero explicaciones.

- No me importa que vendas drogas, me da igual que vendas esclavos... -
- Y ese es el motivo por el que te quiero tanto, Grayson - Le interrumpió Mungrun.
- Déjame acabar. - Le espetó Grayson - ... lo que no vamos a permitir es que vendas los planos del nuevo modelo militar que la UEE está a punto de fabricar -
- ¿Me estas acusando de latrocinio?... Me ha dolido Grayson, no me lo esperaba de ti - le contestó Mungrun
- ¡Esto es serio Mungrun! La armada ha tomado parte en la investigación, tus tropelias ya han excedido la jurisdicción de la Fiscalía, si la armada se presenta aquí y da con los planos ambos estamos bien jodidos. - Le espetó Grayson encarándole.
- ¡Cálmate Grayson!... lo tengo todo controlado. - le respondió Mungrun intentando tranquilizarlo. - Muy pronto esos planos estarán muy lejos de aquí -
- Señor... - Intentó interrumpir Tycom.
-¡¡¡¿¿¿ QUÉ COÑO QUIERES???!!! - Le espetó Mungrun a su jefe de seguridad.
- El de tu madre... - una nueva voz tomó el relevo en la conversación.

Mungrun se puso de puntillas para mirar por encima del hombro de Grayson hacia la entrada de la nave, de donde había provenido la contestación.

-¿Ca-casius?... - Preguntó Mungrun con incredibilidad.

Efectivamente se trataba de Casius, un famoso pirata con el que Mungrun había hecho negocios hacía unos meses pero quien no había recibido aún todo su encargo.

- ¿Q-qué haces aquí?... De saber que venías podría haber preparado algo - le respondió Mungrun nervioso.
- Sí... podrías haber preparado la forma de huir de mí como la rata cobarde y mentirosa que eres - le contestó Casius al tiempo que se encaminaba hacia él.
- Casius no es el momento, no delante de nuestro amigo de la Fiscalía aquí presente -

Mungrun intentó con ello salvar  la situación, y por un momento parecía que lo había conseguido pues Casius detuvo el avance y tanto él como Grayson intercambiaron la mirada. Sin embargo, un leve gesto con la mano de Grayson dejó claro que haría la vista gorda en este aspecto.

- ¡Oh vaya!... ¡tenemos los cuerpos de seguridad que nos merecemos! - exclamó Mungrun indignado.

Un puñetazo brutal aterrizó en la cara de Mungrun tumbándolo en el suelo ipso facto y haciéndole sangrar abundantemente por la nariz. Casius lo agarró por el traje y, valiéndose de su superior estatura,  lo levantó varios centímetros del suelo.

- ¿¡¿Dónde están mis cañones?¡? - Le preguntó Casius a Mungrun quién entre el golpe y el hedor proveniente de la boca del pirata empezaba a perder la consciencia.

-Casius... eso cañones son de uso estrictamente militar, ya te dije que no sería fácil conseguirlos. Hay pocas naves a la deriva y nadie atacaría una nave militar porque sí. - Le respondió Mungrun intentando hacerle entrar en razón.

- O me das mis cañones o me das mi dinero... ¡tú decides! - le contestó Casius agarrándolo más fuerte de la ropa.

Unos chillidos inteligibles hicieron acto de presencia, era el cliente Xi'an que había abandonado la sala de reuniones claramente airado por la espera.

- Lo siento señor no he podido retenerlo más tiempo - Intentó justificarse Melisa.

-¿!¿Un Xi'An?¡? - Exclamó Grayson - ¿¡¿Estás vendiendo los planos robados a los Xi'An?!? - Grayson sacó su pistola y apuntó a Mungrun - Esto es demasiado, quedas arrestado Mungrun... -

-¡Quieto ahí vaquero!- le contestó Casius al tiempo que soltó súbitamente a Mungrun, cayendo este contra el suelo de espaldas - Nadie se va a llevar a esta rata hasta que me de mis cañones o mi dinero - Casius sacó su arma y apuntó a Grayson.

-¡Vosotros dos! ¡Tirad el arma! - Tycom desenfundó su fusil y apuntó hacia Grayson y Casius.

-Cálmate Tycom... - respondió desde el suelo Mungrun - ...hemos salido de cosas peores -

***ALERTA EN LA NAVE***  ***ALERTA EN LA NAVE***
Enjambre Vanduul detectado, contacto en menos de 5 minutos.

- Oh, por favor... dadme un respiro... - suplicó Mungrun.
- ¿Vanduul?... Mierda... por esta vez te libras Mungrun, pero volveré a por mis cañones -  exclamó Casius.
- ¡Kholdak äosel! - El cliente Xi'An comenzó a correr hacia la salida para dirigirse a su nave
- ¡Alto ahí!... - Intentó detenerlo Grayson, quien iba a correr detrás del Xi'An pero se acordó de que su compañero Nolan seguía tirado en el suelo - Mungrun, se te ha acabado la suerte. Pondré en conocimiento de la Fiscalía tus contactos con los Xi'an - Grayson agarró a su compañero y se encaminó hacia su Avenger.

Entre tanto Mungrun seguía en el suelo.

- Señor... ¿sus ordenes?- le preguntó Tycom
- Pues, a menos que quieras intercambiar un piscolabis con los Vanduul... ¡sugiero que preparéis un salto cuántico!- exclamó Mungrun intentando ponerse en pie.- ... Estoy harto de este sector... -
« Última modificación: 21 de Marzo de 2017, 07:45:03 por Mungrun »