Autor Tema: 21.11.2947 / HOY EN LA HISTORIA: PILLANDO SITIO - LA CARRERA POR EL TERRENO  (Leído 80 veces)

Vendaval

  • Redacción
  • ***
ESPACIO PATROCINADO POR CONSOLIDATED OUTLAND


HOY EN LA HISTORIA

21 de noviembre de 2862, TET


PILLANDO SITIO - LA CARRERA POR EL TERRENO


Durante más de ochenta años, la Agencia de Desarrollo Planetario (PDB: Planetary Development Bureau) ha estado trabajando con las autoridades locales para no sólo supervisar la parcelación del terreno edificable, sino también mediar y controlar la compraventa de los títulos de propiedad de terreno para su uso comercial o privado. Esta agencia tan indispensable ha acabado convirtiéndose en un elemento tan habitual de nuestras vidas que su importancia suele pasarse por alto hoy en día. En vez de ponerse a enumerar todos los logros de la Agencia en la reglamentación de este aspecto tan importante del crecimiento del Imperio, la mejor forma de demostrar el legado histórico y la relevancia actual de la Agencia consiste en hacer una mirada retrospectiva hacia la turbulenta situación de los títulos de propiedad de terreno antes de que se fundara la PDB.

A medida que los humanos comenzaron a expandirse por todo el sistema Sol a comienzos del siglo XXII, las disputas por la titularidad de tierras eran habituales y solían agravarse hasta convertirse en altercados físicos. La Tierra padecía una grave sobrepoblación y su gente estaba desesperada por escapar de sus confines. Las distintas naciones que gobernaban el planeta habían empezado a trabajar conjuntamente en busca de soluciones, pero no lograban ponerse de acuerdo en una normativa común para la ordenación del territorio. Cada nación temía que las otras intentaran hacerse con un control desproporcionado del territorio todavía sin dueño, y el miedo hacia la acumulación excesiva de poder político hizo que el proceso de expansión de la humanidad quedara en gran parte sin regular. No sólo hubo múltiples incidentes de mineros de asteroides emprendiendo campañas de sabotaje contra los puestos avanzados de sus rivales, sino que con la terraformación de Marte en marcha, los especuladores estaban intentando ávidamente apoderarse de la mayor cantidad de terreno valioso que les fuera posible adquirir, la doctora en Historia Kailanni Boden denominó esta época como «la Diáspora Roja», no sólo porque el planeta rojo era el centro del proceso de colonización, sino también por la violencia asociada habitualmente a las disputas territoriales marcianas.

Decididos a no volver a cometer estos errores cuando lo humanos empezaron a colonizar su primer sistema extrasolar, Croshaw, el comité gubernamental estableció la Ley de Libertad de Asentamiento para ayudar a regular la distribución de los derechos territoriales. De acuerdo con esta ley, a los colonos debía garantizárseles un lugar donde vivir. Toda disputa podía ser presentada a la Agencia de Asentamiento y dirimida a través de canales oficiales, en vez de que las partes involucradas tuvieran que resolver personalmente el asunto como había ocurrido tantas veces antes. La Ley de Libertad de Asentamiento se consideró tan exitosa que cuando las Naciones Unidades de la Tierra se formaron poco después en el 2380, en sus estatutos originales se incluyó la creación de la Agencia de Desarrollo Territorial para seguir regulando el registro de los títulos de propiedad de tierras.

A pesar de las mejoras que esta Agencia trajo consigo, muchas personas de esa época eligieron actuar al margen de la ley debido a que las multas impuestas por el desarrollo ilegal de tierras solían considerarse menos engorrosas que seguir los procedimientos adecuados. Con la fiebre por la adquisición de terrenos en pleno apogeo, esperar a que se terminaran los trámites del papeleo podía costarle a un promotor inmobiliario una enorme cantidad de dinero. Tal fue el caso en 2530 cuando Gaia Planet Services (Servicios Planetarios Gaia) decidió no esperar y comenzó la terraformación ilegal de lo que acabaría resultando ser un mundo ocupado por alienígenas. Dicho incidente en el sistema Palas no sólo estuvo a punto de iniciar una guerra interespecies entre la humanidad y los xi'an, sino que demostró que había llegado el momento de implementar una reglamentación de mayor envergadura.

Cuando Ivar Messer fue proclamado Imperator unos pocos años después, en 2546, una de sus primeras medidas fue instaurar el principio del dominio eminente por todo el imperio recién creado. Para que alguien pudiera desarrollar o asentarse legalmente en cualquier parcela de tierra, independientemente de quién la hubiera descubierto, primero tenía que acudir a la Agencia de Desarrollo Territorial para obtener un permiso. Pronto se hizo obvio que quienes se habían granjeado el favor de los Messer tenían unas posibilidades considerablemente mayores de que se les concedieran títulos de propiedad de terrenos valiosos. Para el siglo XXVII, el puesto directivo de la Agencia de Desarrollo Territorial se había convertido en uno de los cargos más codiciados dentro del Imperio, gracias a la práctica cada vez más descarada de las corporaciones de ofrecer generosas comisiones para que las decisiones reglamentarias fueran a su favor. La documentación empresarial desvelada tras la disolución del Grupo Hathor reveló que la compañía tenía una enorme cantidad de fondos secretos asignados específicamente para servir como «donaciones» al fondo de caridad personal del para entonces director de la Agencia.

Con el derrocamiento de los Messer en 2792, el gobierno recién formado intentó reformar la Agencia de Desarrollo Territorial, pero ésta iba a seguir estando plagada de acusaciones de corrupción y amiguismo. En un artículo que acabaría recibiendo el Premio Wightman de 2861, el Terra Gazette dejó al descubierto la manera en que la Agencia seguía favoreciendo a las grandes corporaciones y personas adineradas, a menudo concediéndoles de manera ilegal un trato preferente sobre los derechos legítimos de los ciudadanos corrientes. Muchos funcionarios gubernamentales se vieron obligados a dimitir cuando sus dudosos procederes salieron a la luz, y en un caso concreto, Shubin Interstellar se vio obligada a devolver una parcela de tierra de tamaño considerable donde había estado desarrollando operaciones mineras. A raíz de semejante escándalo, el Senado decidió que la mejor forma de abordar el problema iba a consistir en empezar desde cero. El 21 de noviembre de 2862, la Agencia de Desarrollo Territorial fue oficialmente clausurada y se creó la Agencia de Desarrollo Planetario para supervisar toda la reglamentación del terreno.

Desde el primer momento de su fundación, la Agencia fue diseñada para brindar transparencia y equidad a todos y cada uno de los pasos del proceso. Incluso la histórica venta del sistema Stanton a corporaciones privadas fue llevada a cabo con un nivel inesperado de apertura en comparación con la agencia predecesora de la actual. Al haber simplificado el proceso de asignación de títulos de propiedad de terreno, se había vuelto más fácil adquirirlos, lo que provocó un marcado aumento de la cantidad de territorio que se registraba legalmente. Estas transacciones generaban mayores ingresos tributarios a la vez que proporcionaban a los propietarios la seguridad de que llegarían a recibir los derechos y protecciones que debía otorgarles la ley.

Recientemente, se han realizado grandes esfuerzos para fomentar la colonización y desarrollo de las fronteras del Imperio. Como parte de esta iniciativa, la PDB ha estado poniendo al alcance del público una cantidad adicional de parcelas de terreno para su compra. Los responsables políticos creen que a medida que el nivel de desarrollo de los sectores fronterizos vaya aumentando, estos también se irán volviendo más seguros. Los datos obtenidos en estudios recientes muestran que a las bandas de forajidos y las partidas de incursión vanduul les resulta considerablemente más difícil establecerse en sistemas controlados por la UEE cuando en dichos sistemas hay colonos y compañías directamente interesados en garantizar la protección de ese territorio. Si esto se combina con la reciente introducción por parte de Consolidated Outland de una plataforma de colonización autónoma, muchos esperan presenciar una nueva edad de oro para el desarrollo de territorios en la segunda mitad del siglo XXX.





https://robertsspaceindustries.com/comm-link/spectrum-dispatch/16270-Claiming-Space-The-Race-For-Land
"¿Quieres conocer todos los secretos de la ingeniería financiera de naves espaciales? ¡Pregunta a Vendaval!"
[AVISO: Los rendimientos anteriores no son garantía de futuros resultados]